Due Diligence

L

a Due Diligence tiene como objetivo determinar y evaluar la situación económica financiera y patrimonial de la entidad objeto de revisión en un proceso de compraventa de empresas.

Con carácter general, el auditor encargado de llevar a cabo la Due Diligence deberá aplicar unos procedimientos en el área financiera y patrimonial de la entidad.

El auditor encargado de dicha Due Diligence, deberá comprender la actividad principal de la empresa para poder transmitírselo al cliente interesado en adquirir la entidad.

En el proceso de Due Diligence es relevante conocer los principales clientes de la entidad y determinar el grado de fidelidad de los mismos a la entidad ya que suele ser el activo más relevante y uno de los principales riesgos en los que incurre el posible comprador de la entidad en caso de que estos abandonen la compañía con posterioridad a la adquisición de la entidad.

En el proceso de revisión, el auditor deberá prestar especial interés en los siguientes aspectos:

Detectar los pasivos y contingencias no reflejadas en los estados financieros de la entidad.

Audit Concept. Auditoría de cuentas.

Identificar todas aquellas entidades y personas físicas vinculadas a la empresa objeto de revisión con la intención de evaluar las operaciones realizadas entre ellas.

Evaluar las proyecciones y el presupuesto de los próximos ejercicios realizados por la entidad.

Nuestros servicios se centran en la verificación de una parte de la Due Diligencia, concretamente la situación económica financiera y patrimonial.